Total War: Troya



Aunque este blog habla principalmente sobre novela histórica, me gustaría dedicar una entrada al viedeojuego Total War: Troy. Al principio, lo que más me llamó la atención fue que Creative Assembly y Sega hubieran decidido ubicar esta entrega de la saga en una época tan olvidada (en comparación con otras como la romana, la griega o la medieval) como la micénica.

Creo que no es necesario explicar que, después de haber escrito una novela que tiene lugar en los últimos años de la civilización micénica, sentí una gran curiosidad por este proyecto, y tampoco que estoy siguiéndolo con mucha atención desde el año pasado. Al principio pensaba que la ambientación sería como la de la mayor parte de las películas relacionadas con Troya, Perseo o Jasón y los Argonautas (es decir, personajes vestidos con ropajes y armaduras de época clásica), pero a medida que se acerca el lanzamiento y van apareciendo más datos e imágenes, mi sorpresa va en aumento: 

Aquiles vs Héctor
Ya a finales del año pasado me llamó la atención ver que las armas y corazas utilizadas por los personajes no son de época clásica, sino reconstrucciones de las panoplias utilizadas durante Edad del Bronce Egea que, desde el principio, me recordaron a las que aparecen en el blog de Salimbeti (uno de los autores de la obra "Bronce Age Warrior 1600-1100 B.C." de la editorial Osprey, que se dedica al estudio de las armas y armaduras de este periodo histórico). El juego reproduce incluso los icónicos cascos con colmillos de jabalí (uno de ellos aparece descrito en "La Odisea"). Al ver una muestra del gameplay también he observado que se concede importancia a los carros, vehículo en el que los aristócratas micénicos solían acudir a la batalla, y también que se reproducen las formaciones que, según se cree, utilizaban los ejércitos de la época.

Paris and HelenaDejando a un lado el apartado bélico y yendo a otro más costumbrista, el juego también intenta reproducir las viviendas y las murallas de las ciudades de la época, así como los ropajes. Por ejemplo, en el caso de Helena, no solo se intentan recrear los vestidos que utilizaban las mujeres durante la época micénica (que se diferenciaban de los cretenses por la camisa que cubría el pecho), sino también el maquillaje (que reproduce el de la escultura con forma de cabeza de mujer encontrada en Micenas). Lo que menos me encajan son las diademas que utilizan los personajes, pero el resto me ha sorprendido de forma muy positiva. 









Comentarios

Entradas populares